Conversa con nosotros

Información

Fabricantes

Los más vendidos

Un final triste para un proceso excepcional

Publicado el : 13/10/2017 15:17:47
Categorías : ADIF Blog , Mode

Si tomamos en cuenta cómo empezó la última Copa América, aquella copa que nuestra selección volvió a coronar, ya vemos ciertos aspectos que serían un aviso de lo que terminó de suceder en las eliminatorias; carencia de ideas, jugadores que no obedecen a un sistema táctico, sin importar si es eficaz o no, y por sobre todo, poca claridad del futbol que se quiso hacer.

Sin embargo, los cimientos de nuestro fútbol actual, distan de parecerse las directrices que guiaron el comienzo de este largo proceso, de hace 10 años atrás. Como si el final, le fuese injusto a un comienzo tan próspero, a no ser que el final de ese proceso tan rico en frutos, ya acontenció y el fracaso al cual nos toca asistir en estos días, no es más que la lastre de algo que, en algún momento, empezó a oler mal, a podrido.

Nuestra excepcional  generación de jugadores, ya bien sabemos lo que son y de lo que han sido capaces de hacer. Ya desde que eran jóvenes, prometían darnos alegrías, que hasta este entonces, no habíamos vivido. Dos copas Américas y hasta esta eliminatoria, se había realizado más que un buen papel en la clasificación: 2do lugar en la clasificación para el mundial del 2010 y un 3er lugar para el mundial del 2014.

Lo sucedido en los mundiales nos deja un sabor amargo, ya que en ambos torneos, fuimos eliminados en octavos de final por nuestra bestia negra; la selección brasilera.

 Algo similar a lo que sucedió este martes pasado, ya que nuevamente es Brasil el encargado de terminar con los sueños de la roja. Sin embargo, más allá de ese karma que tenemos con los brazucas, me interesa recabar en la situación actual de nuestro futbol, ya sin miras al próximo encuentro mundial en Rusia, con tal de levantar interrogantes sobre los motivos de este final tan triste que se venía anunciando de hace un tiempo a esta parte.

Esta semana se habla de irresponsabilidades de algunos jugadores, frente a encuentros decisivos, también se habla de rebeldía de ciertos jugadores frente a decisiones técnicas, cuestiones que sin duda deben haber perjudicado a la concentración del planten. De todos modos, yendo un poco más allá de esas situaciones circunstanciales, que bien pudieron determinar de un modo negativo esta parte final de las eliminatorias, se hace necesario dar cuenta del paisaje político y cultural que rodea nuestro futbol.

Bielsa y Mayne- Nicholls, fueron una dupla política y técnica que sirvió para florecer nuestra generación de jugadores, con disciplina, ética y un trabajo táctico y técnico sin igual. Después nos encontramos con Sampaoli, un técnico con el fuego necesario para sacar lo mejor de este plantel, algo que solo pudo suceder, sino después del proceso que se tuvo con Bielsa. O sea, en ese sentido, todo pintaba de maravilla, sin embargo, nada puede ser perfecto y la gestión Jadue, dejaría manchas irreparables que pasarían desapercibido por un buen tiempo, a causa de la ilusoria realidad que deja el éxito en la copa américa.

 Pero ¿Cuál fue el paisaje que rodeo este último periodo?

 Vimos que a pesar de las críticas que se apuntaron sobre Pizzi, pese a su inexperiencia y a un cariz futbolístico bastante parco, la selección chilena obtuvo un nuevo triunfo en Norteamérica, con una copa américa rarísima. También vimos que, a pesar de un comienzo cuestionable, en aquella copa, los jugadores subieron el nivel de un momento a otro, a punta de individualidades y de amor propio, más allá de ver un planteo táctico inteligente ni mucho menos, incluso más allá de ese partido contra México, un partido excepcional donde todo salía bien.

Entonces, podríamos decir que, a pesar de que Pizzi no es el mejor entrenador del mundo, nos demostró que tampoco es el peor. Tampoco podríamos llegar y concluir que el fracaso de este proceso final, fue a causa de ciertos casos de rebeldía, ya que si vamos a las estadísticas, ese tipo de situaciones ya sucedieron con anterioridad y aun así, se ha salido adelante. Será entonces, que la cadena de retroalimentación, que en algún momento iba de Sulantay, en inferiores, hasta Bielsa y Mayne-Nichols, en cuanto a la elite del futbol en ese entonces ¿se vio quebrantada a causa de la corrupción y de intereses que distan de lo deportivo, en la esfera dirigente de la ANFP? ¿Será entonces, el momento indicado para indicar esos problemas, ponerlos a la vista, y hacernos cargo de buscar  profesionales, empresarios con ética y gente que tenga algún grado de cultura, para que esta camada de jugadores, no sea una excepción, sino que sea el comienzo de una nueva generación futbolística que conozca la victoria como una posibilidad, que solo se da cuando se trabaja con perseverancia, y no como mero fruto del ‘talento’?

Este tipo de preguntas nos deberíamos hacer, mirando el paisaje desde arriba, en vez de echarle la culpa a nombres y situaciones puntuales, que solo son la punta del iceberg.

Necesitamos profesionales responsables, con miras en el porvenir y no en llenarse los bolsillos, ahora, en vez de dejar proliferar lo que el futbol chileno ya ha demostrado que tiene para dar.

Todo proceso orgánico y ético es lento, pero así los chinos, con su infinita sabiduría de más de 6000 años, han llamado a la energía constructiva, denominado como el ‘Chi’, una energía que avanza lentamente en forma de curva, en oposición al ‘Chi’ negativo, que avanza rápido y en línea recta, energía que te puede llevar al éxito, pero que no deja frutas detrás de si. Para ver si volvemos a gritar 'Chi, chi, chi', 'Le, le le', con alegría y sin resentimientos en contra de nuestros jugadores, que ya agotaron lo que podían darnos a punta de sudor, trabajo y pasión. 

Share

Añadir un comentario

 (con http://)