Conversa con nosotros

Compresa frio - calor

DFC001

Nuevo

- Puede ser aplicado para frío o calor.

- Ideal para tratamiento de golpes o lesiones. 

Más detalles

Por el momento tenemos agotado este producto. Puedes solicitarlo a pedido con un 10% de descuento.

¿Alguna duda?

$ 4.800

Más información

De que se trata?

Existen muchas formas de tratar una una lesión, y la variedad de terapias a las que podemos recurrir es grande. Aplicar frío o calor es una de las primeras respuestas frente a estas situaciones. Una compresa de frío y calor es una buena alternativa para estos casos, pero ¿cómo saber cuándo debemos aplicar frío o calor y durante cuanto tiempo? A continuación podrás conocer la diferencia entre los diferentes usos de este artículo.

Aplicar Frío

Usar una compresa para aplicar frío reducirá las molestias que produce una lesión. Pero debemos tener en cuenta que el frío sólo nos ayudará durante las 24 horas siguientes a un esguince o una torcedura. Aplicar frío usando una compensa reduce el flujo de sangre hacia la lesión, ayudando a reducir la hinchazón.

Una de las ventajas que podemos encontrar en el uso de una compresa para aplicar frío, es su fácil manipulación. A diferencia de el hielo, tiene una forma pensada para adaptarse a cualquier parte del cuerpo, garantizando un mejor tratamiento de la lesión. Además, el uso de una compresa evitará que el contacto directo del hielo con la zona afectada pueda perjudicar la zona afectada. Otro de los usos que pueden darse a este tipo de accesorios es tratar la fiebre.

Aplicar Calor

El calor en una lesión es útil para aliviar los dolores musculares, para tratar la zona afectada, debemos tener en cuenta que no se debe usar calor hasta 24 horas después de la molestia muscular.

Una compresa de calor ayuda a preparar la elongación durante el tratamiento de lesiones musculares y al igual que la terapia de luz infraroja, puede ser un complemento para la rehabilitación en la preparación del músculo para una rutina de ejercicios. Además, usar una compresa sobre la zona afectada mejora el flujo de sangre a través de las articulaciones y evita el riesgo de esguinces.

Para tener en mente: Una compresa de frío-calor puede mantener su temperatura durante al menos 20 minutos.

Accesorios

21 otros productos en la misma categoría: